Los fabricantes de carrocerías en la industria del automóvil dependen cada vez más de una combinación de materiales distintos.// FOTO: Fronius

http://www.auto-revista.com/es/notices/2018/09/fronius-mejora-la-union-entre-acero-y-aluminio-con-baja-aportacion-de-calor-122060.php?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=fronius-mejora-la-union-entre-acero-y-aluminio-con-baja-aportacion-de-calor#.W45qg41DvIU

La unión térmica entre dos materiales tan diferentes y fundamentales en automoción, como el acero y el aluminio,es fundamental en la construcción de carrocerías ligeras. Sin embargo, aseguran desde la multinacional austriaca Fronius, este proceso de unión presenta significativos desafíos, debido a las diferentes propiedades físicas y químicas de los materiales. Fronius remarca que “es difícil lograr resultados sólidos y de alta calidad y las posibilidades para continuar trabajando con partes semi-acabadas están restringidas”.

La solución desarrollada por la compañía ha culminado en un proceso de soldadura con aportación de calor reducida, Cold Metal Transfer (CMT). Destacan que el bajo nivel de formación de proyecciones junto a un arco voltaico constante y extremadamente estable ofrece resultados de soldadura óptimos.

El proveedor Tier 1 Magna Steyr ha adoptado CMT y desarrollado una tecnología que “no sólo hace posible fabricar piezas de carrocería de manera mucho más rentable, sino que también permite que se logren ahorros en el peso”, subrayan desde Fronius, que con los objetivos prioritarios de reducción de peso enfocados a la disminución de consumo de combustible y reducción de emisiones contaminantes, trabaja con los dos materiales que se combinan con más frecuencia en la construcción ligera de automóviles.

La firma especialista en soldadura expone que el proceso CMT reduce significativamente la aportación de calor en comparación con otros procesos de soldadura MIG/MAG. El secreto reside en la regulación digital del proceso, la cual detecta automáticamente los cortocircuitos y posteriormente ayuda a desprender la gota con la retracción del hilo: durante la soldadura, el hilo se mueve hacia adelante y luego hacia atrás, tan pronto como se da el cortocircuito. Como resultado, la fase de ignición del arco voltaico es muy corta y la aportación de calor se reduce.

CMT está concebido para soldar uniones de acero usando CO2 y otros gases protectores. También está diseñado para realizar uniones de acero y aluminio, ya que el material base del acero únicamente se humedece por esta fuerte soldadura y no se derrite.

Con la ayuda del proceso CMT y optimizando el hilo de soldadura, Magna Steyr ha desarrollado una tecnología para unir el acero y el aluminio, tecnología que le valió alzarse con el premio Automotive Innovations 2017 del Center of Automotive Management (CAM) y PricewaterhouseCoopers (PwC) Germany como proveedor más innovador.

Contáctanos

Ponte en contacto con nosotros para cualquier duda o comentario que nos quieras hacer llegar:

¿Texto ilegible? Cambiar texto.