http://www.mundi-petrol.com/noticia_elegida.php?id=4484

27/11/2018 | Cristina Ramos

La Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP) celebró ayer, en el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, su 25º aniversario en un acto que contó con la participación de las ministras de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, así como de los máximos representantes de las cinco compañías integradas en la asociación y, por tanto, con actividad de refino de petróleo que operan en España.

Durante su intervención inaugural del acto y en calidad de presidente de la asociación, Luis Aires destacó el compromiso del sector español del refino de petróleo frente al desafío que supone la lucha contra el cambio climático. También manifestó su opinión sobre el borrador de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética que establece las fechas de caducidad a los motores de combustión: “La prohibición de la matriculación y venta de vehículos con motores de combustión interna, incluidos los híbridos e híbridos enchufables, a partir de 2040 no es una medida sensata”.

El sector considera que la decisión restringe la libertad de consumidores y empresas, crea incertidumbre, reduce la competitividad y retrasa las decisiones de compra, lo que aumenta la antigüedad de los vehículos y supone más emisiones. AOP considera que las tecnologías maduras, tanto en vehículos como en carburantes, pueden contribuir a la reducción de emisiones, de forma económicamente eficiente, hasta que las tecnologías incipientes sean más competitivas.

Teresa Ribera y Reyes Maroto, dos tonos distintos

En su intervención, la titular de Transacción Ecológica, Teresa Ribera, valoró la capacidad de adaptación del sector y su apuesta por la innovación, así como el reto que supone competir en un mercado global.

En relación al borrador del proyecto de Ley, señaló que no es un texto definitivo y que el Gobierno está dispuesto a tener en cuenta a todos los sectores que puedan contribuir a la reducción de emisiones. No obstante, insistió en el vehículo eléctrico como la única opción que se contempla a día de hoy de cara a las fechas establecidas de 2040 para el fin de matriculaciones de vehículos con motor de combustión y de 2050 para su circulación por las vías españolas.

Por su parte, María Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo, adoptó un tono más conciliador en su intervención de clausura y recordó el desarrollo de agentes sectoriales encaminados a consolidar una industria fuerte y competitiva, con el objetivo de llegar al 20% del PIB en 2020.

Mesa redonda de máximo nivel

En medio de ambas intervenciones, los máximos responsables de las cinco compañías operadoras de productos petrolíferos asociadas en AOP debatieron sobre los retos de futuro para la sociedad y el orden energético global.

Pedro Miró, consejero delegado de Cepsa, quiso destacar la importancia del sector como una de las principales industrias del país que crea empleo de calidad, retiene el talento, promueve la innovación e impulsa la formación. Asimismo tiene sinergias con otras industrias como la petroquímica, donde se fabrican productos esenciales para el uso diario (tejidos, plásticos o pinturas, entre otros muchos). Sobre el anteproyecto de Ley, Miró realizó una petición: “Hagamos el esfuerzo de pensar en medidas eficientes y no efectivas. Medidas que cumplan su función a la perfección, no medidas que únicamente pretendan impresionar y llamar la atención”.

Luis Aires, presidente de BP España, reflexionó sobre la equiparación de los impuestos de la gasolina y el gasóleo, y señaló que no responde a una medida de lucha contra el cambio climático. En este sentido, negó que el motor diésel sea altamente contaminante puesto que las emisiones de CO2 de un vehículo de gasóleo son inferiores a las emisiones de un vehículo de gasolina, dado que son directamente proporcionales a los consumos. Un vehículo de gasóleo consume menos, por tanto, las emisiones son menores que en uno de gasolina. Por lo que se refiere al incremento de los impuestos en el gasóleo, el presidente de AOP declaró: “el argumento de la contaminación, ni en calidad del aire ni en emisiones de CO2, es un argumento válido para intentar incrementar el precio del gasóleo”.

En cuanto a la movilidad del futuro, Luis Aires afirmó que el motor de combustión interna va a seguir teniendo un peso muy importante a nivel mundial, sobre todo en los países en desarrollo, por lo cual continuarán invirtiendo en reducir el contenido de carbono en los combustibles líquidos: “Estamos trabajando en biocombustibles, en hacer combustibles en el futuro con hidrógeno verde; la eficiencia de los motores de combustión interna va a continuar mejorando”. Asimismo aseguró que el problema del vehículo eléctrico sigue siendo el coste, las grandes inversiones en infraestructuras, baterías y cargas rápidas, entre otros aspectos. “Es una realidad que va a llegar, pero que llevará su tiempo”, manifestó Aires.

Por su parte, Darío Scaffardi, consejero delegado y director general de Saras, recordó que los combustibles fósiles que se utilizan en los automóviles suponen una parte muy pequeña de las emisiones de carbono. Al mismo tiempo, advirtió que la sostenibilidad del vehículo eléctrico dependerá del proceso de producción de la electricidad. El directivo reclamó también unas reglas del juego comunes, donde todos tengan la oportunidad de desarrollar tecnologías apropiadas y se potencien las inversiones.

Para Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol, el rol de la tecnología será fundamental para mantener la competitividad y cumplir con los compromisos ambientales. El refino está siendo uno de los motores de la transformación digital y las petroleras están cambiando los procesos incluyendo tecnología digital, lo cual lleva en cascada a proveedores de servicio, ingenierías o consultoras. “Somos un vector de transformación tecnológica y estamos comprometidos en aplicar esta tecnología al cambio climático. Estamos reduciendo las emisiones de CO2 e incorporando biocombustibles. Somos parte de la economía circular, tomamos residuos que se están procesando y los incluimos como materia prima a nuestras refinerías para tener combustibles limpios”, expuso Imaz.

En este contexto, el consejero delegado de Repsol afirmó que el objetivo es la economía circular, la reducción de emisiones de CO2 y la inversión en tecnología y en I+D, pero siempre bajo el principio de neutralidad tecnológica. Imaz defendió la posición de la industria española y pidió humildad a la Administración, que escuche a la sociedad y a la industria, y que “antes de poner una propuesta sobre la mesa debe hablar con los sectores y saber qué impacto tiene”.

João Diogo Marques da Silva, director general de Galp, destacó el papel que tendrán en el futuro las estaciones de servicio, que se convertirán en centros multi-servicio y estarán enfocadas a un amplio abanico de soluciones energéticas que incluirán hidrógeno, gas y carga eléctrica rápida. Asimismo resaltó que el factor humano seguirá siendo clave en este tipo de instalaciones de suministro al consumidor final.

En el cierre del acto, el presidente de la AOP quiso recordar el riesgo que supone el anteproyecto de Ley de Cambio Climático para la competitividad de una industria tan relevante como el refino, inmersa ya en la transición hacia un futuro de bajas emisiones de CO2. Además, reiteró el compromiso del sector con el cumplimiento de los objetivos en materia de cambio climático. Luis Aires avanzó que la refinería del futuro suministrará combustibles bajos en carbono, necesarios para numerosas actividades, y seguirá generando tanto valor añadido, como empleo numeroso y de calidad.

25 años avanzando en innovación

Como ha recordado Luis Aires durante el evento, AOP nació en 1993 para trabajar de manera conjunta en asuntos de interés para el sector petrolífero español, poco después de iniciarse la liberalización del mismo prevista entre los compromisos de adhesión de España a la Comunidad Europea.

“En estos 25 años, el mercado español se ha convertido en uno de los más dinámicos y con más competencia de nuestro entorno. El número de estaciones de servicio prácticamente se ha duplicado y los operadores no integrados suponen hoy el 45% de los puntos de venta. Gracias a unas inversiones cercanas a los 27.000 millones de euros, se comercializan hoy en nuestro país productos innovadores adecuados a los más exigentes estándares de calidad” concretó el presidente de la asociación.

Productos como carburantes, aditivos, asfaltos y muchos otros se fabrican en las refinerías españolas, cuya intensidad en emisiones de gases con efecto invernadero se ha reducido en un 19% desde 1993.

Contáctanos

Ponte en contacto con nosotros para cualquier duda o comentario que nos quieras hacer llegar:

¿Texto ilegible? Cambiar texto.